Malabo:  24°C | Rocío: 22°C
   Madrid:  09°C | Rocío: 09°C
 Malabo 8:18     Madrid 9:18
Jueves, 19 de octubre de 2017
Logo de genet  
      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Felipe Ondo, preso politico desde 2002
Ondo Obiang, preso de conciencia. líder de FDR
Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

LA ANOREXIA HEREDITARIA DEL RÉGIMEN DICTATORIAL DE GUINEA ECUATORIAL


publicado por: McGregor Fura el 12/10/2013 12:47:18 CET


Pese a las constantes desilusiones, la lucha debe continuar. La libertad política es la condición del desarrollo económico y del cambio social en nuestro país. Por eso, hoy día 12 de octubre, fiesta nacional por la independencia de nuestro país, los ciudadanos de buena fe deben defender como elementos fundamentales del Estado, la salvaguarda de la Democracia y la Libertad.
Reiteradamente y de manera sistemática durante estos 45 años de Independencia de nuestro país, los régimen de Mongomo de Francisco Macías y Teodoro Obiang a través de la intimidación, el chantaje y el abuso de poder han lesionado de forma directa y de manera solapada, los elementales derechos de los ciudadanos congruentes con un Estado de derecho como lo es la libertad de expresión, libre de circulación, el derecho de elegir y ser elegidos así como el derecho de todos los ciudadanos de movilizarse y manifestarse públicamente acorde a la ley.
El pueblo de Guinea Ecuatorial sufre desde el 12 de octubre de 1968, una de esas dictaduras propias de los países oprimidos de África, con un régimen económico semifeudal y semicolonial.
La hereditaria dictadura del clan de Mongomo encabezada hoy por el militar Teodoro Obiang Nguema, reviste determinadas manifestaciones y matices que no son del todo conocidas y que es necesario señalar y desmontar, con el fin de fortalecer la solidaridad y comprensión de los que luchan heroicamente dentro y fuera del país por alcanzar una vida digna, feliz y en paz.
El primer instrumento que se ha servido la dictadura para su sometimiento al pueblo ha sido las fuerzas armadas. Puede afirmarse que la historia de Guinea Ecuatorial es la triste historia de nuestras fuerzas armadas la cual fue creada por Francisco Macías y su clan para aniquilar y dominar la voluntad de todo un pueblo pacífico.
El primero y verdadero traidor de la esperanza de nuestro país que ocupó el puesto de jefe de las “fuerzas armadas y dueños de todas las cárceles” fue Teodoro Obiang Nguema, hoy presidente hereditario-vitalicio de Guinea Ecuatorial. Ascenso promovido por su tío Macías, que coloca en sus garras la parte más importante del poder y que posteriormente le permite urdir un plan diabólico para engañar a todos eliminando por diferentes métodos al entorno político nacional, cometiendo todo tipo atropello y violaciones. Esta suerte en el abuso del poder que reina el nuestro país desde la independencia la corrió también su propio impulsor Francisco Macías, quien fue asesinado de forma arbitraria por el inescrupuloso Teodoro Obiang Nguema, bajo el pretexto de “golpe de la libertad”.
Una vez asesinado Macías y hecho desaparecer a muchos patriotas, el gran traidor aprovechó el suculento regalo de los gobiernos Occidentales al nombrándole heredero de su tío Macías, para demostrar así a los enemigos de la patria que es él la mejor garantía para dirigir la opresión, represión y el abuso de poder contra el pueblo de Guinea Ecuatorial y para proteger sus intereses.
Recurrió de ese modo a sus viejos amigos asesinos y torturadores de la herencia del régimen anterior para consumar su plan de hacer desaparecer la historia de nuestro país, corrompiendo a jóvenes con ambición de poder, creando un estado de sitio sin precedente en nuestro entorno geográfico, y promoviendo la corrupción como única forma de administrar el Estado. Promovió también los fusilamientos, detenciones ilegales, secuestros, cárceles, torturas y todo tipo de vejaciones al pueblo y a políticos, creando una falsa oposición para generar confusión. Esta falsa oposición con alcance extraterritorial gracias a las grandes sumas de dólares que libra el régimen tiene como único objetivo la eliminación de los verdaderos opositores y para lavar su imagen ante la comunidad internacional para contrarrestar así las denuncias de sus maldades. La falsa oposición una vez infiltrado en las organizaciones políticas generó la desconfianza y el aniquilando cualquier tentativa y atisbo de movimiento de lucha por el cambio.
La falsa oposición como estrategia política del régimen ha jugado un papel importante en la teoría de la indefensión adquirida y la esperanza perdida de nuestro país donde todo intento de cambiar las cosas para bien ha sido imposible e inviable.
Apoyado por algunos servicios secretos extranjeros y grupos de presión y de poder a sueldo del dictador han creado un estado de ánimo entre la ciudadanía cuyo eslogan se ha convertido en “esto no hay quien lo arregle” con la correspondiente desidia y desesperación del pueblo.
El miedo inducido y la desconfianza (divide y vencerás) como máxima han sido y son los principales componentes más importantes del control político totalitario del régimen. El régimen usa agentes infiltrados, empresarios extranjeros, políticos a sueldo que cobran ingentes cantidades de dólares, gobiernos y medios de comunicación que cooperan con el régimen y controlan todos los movimientos de oposición en el exterior sobre todo en España, manteniendo a nuestro país en el Status de “Materia Reservada” como en la época del general Franco.
Sin embargo la Democracia depende de unos elementos claves que en su conjunto son una ecuación para la estabilidad. Estos elementos son: La legitimidad, la eficiencia y la efectividad, elementos que no constan hoy en el curriculum del régimen de Obiang.
Resulta antidemocrático que unos políticos y unos gobiernos llamados democráticos apoyen a un régimen dictatorial solo por dinero, y consideren que la oposición guineoecuatoriana deba convertirse en polvo cósmico ya que no debe existir, permitiendo con ello que en Guinea Ecuatorial no se reconozca políticamente el derecho a pensar diferente.
El régimen no ha satisfecho las expectativas de los ciudadanos como prometió su líder en Madrid en 1979. El pueblo ha perdido la credibilidad y la confianza en los políticos y en las instituciones. Y por eso será poco factible que estos obedezcan voluntariamente a estos malos dirigentes, quedando como única alternativa el camino de la lucha yɔ la violencia.
El régimen fracasará si pretende contener la fuerza que emana de la dignidad y de la legitimidad de una sociedad que rechaza la opresión y cualquier intento de sometimiento en detrimento de sus libertades. Así ocurrió con sus antecesores africanos como J.B. Bokasa, Mobutu, Idi Amín Dadá, Omar Bongo etc. Obiang se equivoca si piensa que la mejor historia se escribe con sangre y muerte.
Y es que la política es un proceso dinámico donde nadie sabe hoy para quien trabaja, a menudo en lugar de dar paso a un equilibrio del sistema se puede terminar en la peor dictadura, pues las vías fáciles y no políticas por muy seductoras que parezcan no son, a menudo, soluciones acertadas. Cuando se busca soluciones fáciles y los caminos más cortos, se eligen a políticos corruptos o potenciales dictadores que quieren solucionar sus vidas y las de sus familias.
Se debe reflexionar y reconocer si la permanencia de Teodoro Obiang en el poder obedece al servicio al pueblo o al hecho de conspirar contra el pueblo para defender sus propios intereses inconfesables y los de los grupos de presión.
Nadie pone en duda hoy sobre la nulidad en el papel de Obiang en el concierto Internacional. Como presidente de la U.A. fue un desastre y total fracaso, durante su presidencia cayó en desgracia su gran amigo, el también sanguinario Mohamed Gadafi. Por eso, a pesar de sus discursos grandilocuentes y de sus condecoraciones, su papel en el orden internacional sigue siendo el mismo que tenían los ciudadanos en la época colonial donde se nombraban jefes de poblados a los más tontos, corruptos y borrachos del pueblo. Obiang no aprende, se ha rodeado de una camarilla de gánster y palmeros que, por sus comportamientos y brutalidad se asemejan más al antiguo Oeste, y cuya finalidad no es otra que vivir a su costa, aprovechando de la situación.
Otro rasgo de la ineptitud del régimen se refiere a la cuestión dinástica. Obiang pretende crear un nuevo sistema político “República Dinástica de Guinea Ecuatorial”. El régimen pretende que, tras la desaparición de su líder imponer como jefe del Estado a su primogénito Teodoro Nguema Obiang, alias (Teodorín). Este término sobre la herencia del poder en Guinea Ecuatorial es una violación más al derecho de la sociedad a ser libre e independiente de decidir sobre su futuro.
Al régimen en su conjunto le hace falta mucha imaginación y sentidos de las cosas. Es verdad que eso no lo puede otorgar el dinero. En Guinea Ecuatorial todo se copia, incluida su Constitución, el código penal y civil, la ley de enjuiciamiento etc. El formato copiar y pegar es el más usado en Guinea Ecuatorial sin cambiar ni las comas ni los puntos, para aparecer como hecho por ilustres pensadores y de gente preparada.
Obiang no ha sido capaz de desarrollar para sí una idea propia de nación, y así se lleva 34 años soportando las ineptitudes del régimen, soportando promesas que nunca llegan etc... En Guinea Ecuatorial no existe un plan nacional de sanidad, un plan nacional de enseñanza, un plan nacional de educación, un plan hidrológico nacional, un plan nacional de inversión, un plan nacional de viviendas etc…, todo se remite al “Horizonte 2020 y a esperar acontecimientos. Habrá que preguntarse pues hasta cuándo el pueblo debe seguir aguantando todos estos atropellos. ¿Obiang está realmente capacitado para gobernar el país?
Existe otro fenómeno que demuestra con meridiana transparencia el carácter semifeudal del régimen en su afán de demostrar su supremacía. Hace referencia al hecho de que el primer terrateniente y el primer rico del país es Obiang, nadie puede estar por encima de él. Una de las características del feudalismo es que el jefe de estado es también el primer.
También los ciudadanos no pertenecientes a los partidos políticos gubernamental y progumental PDGE, sus vidas están reducidas a soportar las peores privaciones entre las cuales se encuentran la desocupación, los bajos salarios, la falta de atención y servicios médicos adecuados, el analfabetismo, las enfermedades de todo tipo, la corrupción, el saqueo de la propiedad privada, las injusticias, etc…
Sin embargo y desgraciadamente ese profundo desencanto no es debidamente canalizado por la falta de instrumentos cívicos de lucha adecuada, esto mismo ocurre en el ejército con varios simulacros e intentos de asonada y disturbios palaciegos, donde se discuten más sobre mujeres que sobre la forma del Estado.
Desde luego que la falta de instrumento cívico organizado de lucha tanto dentro como fuera del país es un problema que todavía no ha sido debidamente resuelto y tomado en cuenta por los ciudadanos, y sobre todo por la juventud y la oposición. Los jóvenes deben exigir más viviendas públicas y si no es así deberían ocupar de forma ilegal las que ya han sido construidas y no ocupadas; los jóvenes deben exigir más lugares de diversión (cines, teatros, lugares de ocio etc...).
Un buen presidente es el que usa su liderazgo a favor del pueblo, debe ser el soporte de los que menos pueden o tienen, y al trabajar a favor de la aplicación de políticas para fomentar el bienestar general será capaz de construir mayorías no gansteriles. Un buen gobierno no es responsabilidad exclusiva de quien lo preside, un buen gobierno para el pueblo es el resultado de una coherente oposición. Es desde ahí desde donde se debe construir la credibilidad en los ciudadanos para luego merecer su voto y su confianza.
En Guinea Ecuatorial hacen falta verdaderos partidos políticos democráticos que no existen más que en su definición como tal, ya que solo representan sus intereses y acomodos en gran parte económicos de subsistencia.
Un verdadero partido político no mendiga, ni negocia posiciones o migajas de participación económica ni política de espaldas al pueblo. Un verdadero partido político crea esperanza, denuncia las injusticias y busca soluciones del bien común para todos los ciudadanos.
Un partido de oposición debe crear debates y proponer salidas y alternativas en favor de las mayorías para enfrentarlas. Un partido político no apuesta por el fracaso, gana espacios cubriendo el terreno, acorrala al adversario con propuestas y denuncia en favor de los ciudadanos. Por eso para ganar la confianza del pueblo, la credibilidad es el valor más preciado y la publicidad política solo la impone, claro, si existe y si se tiene.
La importancia de convencer proponiendo ideas viables es vital para la oposición. Si el mayor capital es el crédito, desacreditar por desacreditar no deja beneficios. Se debe descalificar proponiendo cosas e ideas serias, coherentes y viables, (las ideas son armas para la democracia).
Sobre la situación actual ya que nadie puede pensar que Obiang vaya a cambiar en su discurso y actuaciones solo cabe convencerse de que “La Lucha” debe continuar, a pesar de las dificultades, el desaliento.
Solo en la lucha se puede encontrar el camino de la libertad, la esperanza y la dignidad para nuestro país, solo así se obtendría el apoyo de la sociedad y de la comunidad internacional. Cuando una oposición da mensajes de debilidad y de cansancio pierde toda credibilidad y su papel como oposición.
Desafortunadamente las fuerzas progubernamentales y pro-Obiang pretenden arrebatarle a los ciudadanos a través de la intimidación y la violencia, su legítimo derecho de manifestarse y protestar púbicamente contra los excesos de éste régimen totalitario, y han optado por doblegar el espíritu democrático de la ciudadanía pretendiendo evitar que se pronuncien en rechazo ante cualquier tentativa de opresión hacia sus derechos y libertades, intentan impedir la marcha ciudadana con su mensaje de: DEMOCRACIA SÍ, DICTADURA NO. PUEBLO SÍ, OBIANG NO.
Que la historia evoluciones hacia un extremo u otro depende en gran medida de la capacidad de resistencia y de lucha ciudadana. Por eso, para hacer frente a la situación actual y poder contribuir de manera más fecunda posible para derribar este régimen la oposición al régimen debe tener como norte un previo análisis claro de la situación y una visión estratégica y geoestratégica profunda (en política se gana solo si se tiene aliados). Si se quiere pensar en un verdadero cambio en nuestro país es necesario generar una mayor afinidad y certidumbre entre las víctimas del régimen. Se necesita tejer alianzas capaces de legitimar procesos de lucha más fuertes, más enconados capaces de aislar y derribar a las élites dirigentes gansteriles corruptas, para generar otros modelos sociales y económicos más humanos acordes a las necesidades de toda la sociedad.
Se necesita un gran bloque social inexpugnable, sin elementos extraños, donde confluyan todas las reivindicaciones y sensibilidades sociales y políticas.
Se debe aprovechar la erosión y el descrédito del régimen para encontrar sinergias y puntos de de encuentros plurales para la construcción de nuevas mayorías políticas y sociales que puedan vencer la resistencia del cruel régimen, para cambiar el rumbo y el ritmo de los acontecimientos en nuestro país…
Es necesaria la participación de la gran mayoría afectada, golpeando juntos los cimientos del régimen como la gota de agua que con su insistente goteo perfora la roca. Se debe pensar y actuar estratégicamente para lograr la ruptura del núcleo duro del régimen y construir, y, al mismo tiempo promover las alternativas necesarias que puedan dar respuesta inmediata a las necesidades de los más desfavorecidos.
Es necesaria una unidad de acción. Unidad de acción inclusiva basada en la acción y la lucha, una unidad basada en la libertad e independencia de todas sus partes.
También, para hacer frente de forma efectiva al régimen es necesario construir espacios amplios que representen a la unidad popular con las herramientas que dinamicen la lucha de toda la sociedad.
Para poder contribuir al desarrollo de estos dos sujetos de forma efectiva y eficiente es necesario organizar a una parte de este conjunto (Activismo). Es necesaria una organización de la sociedad civil que aglutine a los ciudadanos oprimidos que defiendan la eliminación de este régimen como única forma de emancipación real. Una organización democrática que analice las luchas y procure generalizar las mejores experiencias. Una red de activistas que aporte propuestas inclusivas a los movimientos ciudadanos para fortalecerlos. Un equipo de ciudadanos/as jóvenes capaces de construir los distintos elementos de lucha que desborden al sistema y al régimen. Una organización que convierta la indignación en lucha y esperanza.
Sobre la unidad, se debe aclarar algunos puntos para que se llegue al convencimiento de que no es una cuestión formal y pasiva sino todo lo contrario, un factor vivo esencialmente dinámico. Se puede decir que la unidad sin acción no es unidad, sino una grotesca caricatura de unidad.
En Guinea Ecuatorial, la única lucha posible hoy es aquella que platee ir al “ataque” con convicción y sin trampas. Para ello hace falta marcar unos objetivos claros. Es en eso en lo que los políticos y los ciudadanos deben centrar hoy el debate y aportar soluciones.
Y es que si quienes actúan contra el poder no marcan los objetivos de manera clara y concreta, siempre los marca el régimen con su aparato financiero, político, cultural, mediático, etc… En ese sentido, todo objetivo que se proponga ha de ser posible y necesario, acorde a los medios a nuestro alcance.
Tampoco pedir el cambio del régimen sin algo nuevo que lo cambie, porque si aceden al poder otros con el mismo panorama y espíritu antidemocrático apostando por crear otra dictadura ¿Qué cambia?
Para luchar hace falta objetivos, pero para mantener la presión de una acción hace falta fuerza moral la cual viene dada por los objetivos de lucha. Cuando no se moviliza nadie por los demás, por los más débiles, sucede que solo se defiende privilegios.
No se hace la revolución sin teoría revolucionaria, ni esperando a ver qué pasa, no se hace la democracia sin demócratas. Se debe caminar hacia unos objetivos claros y concretos que beneficie al eslabón más débil de la sociedad.
La juventud debe sentir y comprender la historia de su país, y debe ser la más vinculada y comprometida al triunfo de la lucha contra la dictadura. La juventud es vigor, es energía, es rebeldía, etc… La juventud debe sentir y comprender que lo que se decide en esta contienda es el futuro de Guinea Ecuatorial, es su futuro. Es por eso que pedimos a la juventud que ansia un porvenir en libertad y progreso que arrime el hombro para combatir a la dictadura y la tiranía sin regatear sacrificios ni esfuerzos.
A lo largo de la historia siempre ha habido tiranos y asesinos, y por un tiempo han parecido invencibles, pero siempre terminaron sucumbiendo ante la sociedad y ante los ciudadanos.
Por eso todo aquel que haya o hubiese proclamado sus deseos de prestar un servicio, un servicio a la patria en funciones muy diversas, debe demostrar en la práctica que en realidad ha llegado a ese pensamiento para servir y no para servirse, no para enriquecerse sino para dar lo mejor que tiene a favor del pueblo que tanto lo necesita.
En ese sentido, el criterio fundamental para configurar la propia conciencia es la obligación de evitar el mal y de favorecer el bien. En relación a los temas que afectan a la vida y los derechos fundamentales de las personas el criterio básico será el de aceptar y favorecer lo que esté conforme con la ley natural, según una valoración moral apoyada en la misma naturaleza humana que favorece el desarrollo de las potencialidades humanas de acuerdo con el bien de las personas, en verdad y justicia.
La prosperidad de los pueblos requiere de un largo proceso de construcción y fortalecimiento de un sistema de gobierno, educación sanidad, trabajo… Esto no se consigue con la demagogia o con verdades a medias como pretende el régimen para alegrar a sus acólitos y gansters.
Tampoco se debe aceptar la utilización de un medio en sí mismo perverso para lograr un bien. Por eso se debe condenar los atropellos a los ciudadanos, la injusticia de los jueces y la colaboración de parte de la Iglesia guineana con el régimen.
El bien común debe estar por encima de los intereses personales. Al mismo tiempo no se deben violar los derechos naturales de ninguna persona. No se debe votar ni apoyar a quien viola la ley natural aunque éste tenga buenas intenciones.
La libertad es un don que conlleva una gran responsabilidad y está por encima de las pistolas y el poder, es lo más grande que Dios ha dado al ser humano, mujer u hombre. Nuestra sociedad debe estar comprometida a ejercer la libertad siempre para hacer el bien y nunca para violar los derechos ajenos.
“Una nación de ovejas engendra un gobierno de lobos” (E. R. Murrow)
Hoy 12 de octubre día nacional, queremos nuestros deseos de libertad y de paz a todos los guineanos de buena voluntad.
¡¡Que Dios todo poderoso bendiga a Guinea Ecuatorial!!
Partido USL.

Fuente: fantomas

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 153


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net

'