Malabo:  30°C | Rocío: 24°C
   Madrid:  11°C | Rocío: 00°C
 Malabo 15:48     Madrid 15:48
Lunes, 18 de diciembre de 2017
Logo de genet  
      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Felipe Ondo, preso politico desde 2002
Ondo Obiang, preso de conciencia. líder de FDR
Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

SHAKESPEARE EXPLICA LA PRESIDENCIAL NORTEAMERICANA 2016


publicado por: Celestino Okenve el 07/11/2016 1:39:29 CET


Llevo casi una eternidad buscando explicación al hecho de que ciertas personas, con frecuencia mediocres y malas y casi siempre criminales, alcancen el poder y exhiban una conducta tan odiosa por salvaje, en una carrera en apariencia fácil. Que eso haya sucedido en nuestra Guinea podría ser, hasta cierto punto, comprensible, pero ya no se comprende que haya podido pasar en lugares tan alejados en el tiempo y en el espacio como la Alemania Nazi, la URSS de Stalin, la Roma de Calígula.

Cuando un fenómeno se repite, si bien con singularidad, cabe buscar los elementos que lo caractericen como un modelo teórico.

Ciertamente la ciencia política debe dedicar a este fenómeno bastante tiempo y explicación, dados los altos costes sociales que estos dictadores suelen provocar a la sociedad que someten.

En Guinea Ecuatorial manda un personaje que nadie hubiera dado un duro en una apuesta, hace 50 años, de que llegaría a gobernar un país. Sin duda, es un sociópata como todos ellos.

¿Cómo pudo llegar al poder habiendo muchas personas superiores a él en preparación e inteligencia?. Tuvo una fuerte determinación desde joven, quizá por los motivos negativos que expone Stephen Greenblantt sobre Ricardo III,  lo que le ayudó a preparar con constancia su plan. Y tuvo un carácter, su extrema maldad, que le quitó inconvenientes éticos en su camino. Pero hubo otras causas.

Y pensando y pensando, me encontré con este escrito de opinión en el New York Times del dia 8 de octubre, obra de Stephen Greenblatt, que hace la misma reflexión sobre la posible victoria de Donald Trump. Greenblatt afirma que las respuestas a mis interrogantes casi vitales ya fueron dadas por el dramaturgo inglés William Shakespeare. Por supuesto, el mero hecho de que Trumpo haya sido nominada por el Partido Republicano como candidato a la Casa Blanca ya nos lleva a pensar en el mismo fenómeno que se repite a lo largo de la Historia.

Lean el artículo magistral del profesor Greenblatt. Traducción por redacción guinea-ecuatorial.net

http://www.nytimes.com/2016/10/09/opinion/sunday/shakespeare-explains-the-2016-election.html

nytimes.com

Stephen Greenblatt     8 Oct. 2016


A principios de la década de 1590, Shakespeare se sentó a escribir una obra de teatro con la que abordaba un problema ¿Cómo es posible que un gran país acabe siendo gobernado por un sociópata?

El problema no era Inglaterra, donde una mujer de una inteligencia y resistencia excepcionales había estado en el trono durante más de 30 años, pero había preocupado por mucho tiempo a personas reflexivas. ¿Por qué, la Biblia se pregunta, pudo el reino de Juda ser gobernado por una sucesión de reyes desastrosos? ¿Cómo pudo el imperio más grande del mundo, se preguntaron antiguos historiadores romanos, haber caído en manos de Caligula?

Para el caso que presentaba en su obra, Shakespeare escogió un ejemplo muy cercano: el corto y desgraciado reinado en el siglo XV en Inglaterra del rey Ricardo III. Ricardo, como lo concibe Shakespeare, estuvo atormentado interiormente por la inseguridad y la rabia, consecuencias de una infancia desgraciada, sin amor y con una columna vertebral torcida que hacía retroceder ante su vista a los que se le acercaban. Atormentado por el odio a sí mismo y sensible con su propia fealdad –que era comparada en varias ocasiones a la de un cerdo o jabalí- encontró refugio arropándose con un sentimiento de dominación, exhibiendo un exceso de confianza, de misoginia, al tiempo que mostraba una inclinación implacable a la intimidación.

A partir de esta sicopatología, y tal como sugiere la obra, emerge un carácter rudo y extraño, con una determinación obsesiva por parte del personaje por alcanzar una meta que parecía en principio imposible por lejana, un objetivo para el que no tenía ninguna experiencia razonable, carente de una preparación adecuada y absolutamente sin ninguna aptitud.

“Ricardo III”, la obra que resultó ser uno de los primeros grandes éxitos de Shakespeare, explora cómo este monstruo repugnante y perverso obtuvo realmente el trono inglés. Tal como lo concibe la obra, la villanía de Ricardo era evidente para todos. No había ningún secreto para su cinismo sin fondo, su crueldad y alevosía, sin que se vislumbrara nada salvable en él. No había ninguna razón para creer que podría gobernar el país con eficacia.

Su éxito para conseguir la corona dependió de una combinación fatal de diversas pero al tiempo autodestructivas reacciones de los que le rodearon. La obra localiza estas respuestas en caracteres teatrales particulares – lady Anne, el Señor Hasting, el conde de Buckingham y así sucesivamente- pero también se las arregla para sugerir que estos personajes dibujan el fracaso colectivo de todo un país. Tomados en su conjunto, deja al descubierto una nación de facilitadores.

En primer lugar, están aquellos que confían en que todo va a continuar de manera normal, que se mantendrán las promesas, se hará honor a las alianzas y que se van a respetar las instituciones centrales. Ricardo está tan grotescamente incapacitado para el puesto supremo que la idea de que vaya a gobernar lo apartan de sus mentes. Su atención se centra en otras personas posibles para ocupar el puesto, hasta que es demasiado tarde. No se dan cuenta con la suficiente rapidez que lo que parecía imposible está sucediendo realmente en sus propias narices. Han estado usando estructuras mentales que se muestran de repente frágiles.

Segundo, hay quienes no pueden mantener enfocado la idea de que Ricardo es tan malo como parece ser. Ellos ven perfectamente que ha hecho esto o aquella cosa espantosa, pero tienen una extraña inclinación por el olvido, como si fuera un trabajo duro recordar lo horrible que es. Están atraídos irresistiblemente a normalizar lo que no es normal.

Tercero, hay quienes se sienten asustados o impotentes ante la intimidación y la amenaza de la violencia. "Haré un cadáver de aquél que desobedezca", amenaza Ricardo, y la oposición a sus escandalosos mandamientos se desvanece. Ayuda el que sea un hombre inmensamente rico y privilegiado, acostumbrado a tener vía libre, incluso cuando esa vía es una violación de todas las normas morales.

Cuarto, hay quienes están persuadidos de que pueden aprovechar el ascenso de Ricardo al poder. Esas personas ven perfectamente lo destructivo que es Ricardo, pero están seguros de que ellos se mantendrán a salvo ante la marea del mal o conseguirán sacar algún provecho de él. Estos aliados y seguidores le ayudan a ascender peldaño a peldaño, colaborando en su trabajo sucio y observando el aumento de los asesinatos con fría indiferencia. Están, como Shakespeare lo imagina, entre los primeros en ser sometidos, una vez que Ricardo los ha usado para obtener su fin.

En quinto lugar, y quizá lo más extraño de todo, es que hay quienes sienten un placer enorme con la liberación de la agresión reprimida, diciendo abiertamente lo indecible. "De tus ojos caen piedras de molino cuando de los ojos de los tontos caen lágrimas", dice Ricardo a los asesinos que ha contratado para matar a su hermano. "Os quiero, muchachos." No es necesario mirar alrededor para encontrar personas que encarnan esta categoría de colaboradores. Somos nosotros, la audiencia, encantados una y otra vez por la indignidad de los villanos, por su indiferencia a las normas ordinarias de la decencia humana, por las mentiras que parecen efectivas incluso cuando nadie las crea, por el poder seductor de la fealdad. Algo en nosotros disfruta en cada minuto de este horrible ascenso al poder.


Shakespeare muestra brillantemente todos estos tipos humanos de facilitadores trabajando juntos en la escena culminante de este ascenso. La escena -bastante anómala en una sociedad que era una monarquía hereditaria pero curiosamente oportuna para nosotros mismos- es una elección. A diferencia de "Macbeth" (que introdujo en el idioma inglés la palabra "asesinato"), "Ricardo III" no representa una toma violenta del poder. En su lugar, hay una petición de votos populares, que se completa con una exhibición fraudulenta de la piedad religiosa, la calumnia a los opositores y una amenaza exagerada a la seguridad nacional.

¿POR QUÉ una elección? Shakespeare evidentemente quería enfatizar el elemento del consentimiento en el ascenso de Ricardo. A este no se le da un consentimiento firme; Sólo un funcionario municipal y algunos de los esbirros cuidadosamente colocados por villano gritan su voto: "¡Dios salve a Ricardo, el rey real de Inglaterra!"

Pero los otros agrupados como multitud, ya sea por indiferencia o por miedo o por la creencia catastróficamente errónea de que no hay una diferencia real entre Ricardo y las alternativas, están silenciosos, "como estatuas mudas o como piedras que respiran". No hablando –simplemente sin votar - es suficiente para llevar al monstruo al poder.

 Las palabras de Shakespeare tienen una extraña habilidad para llegar más allá de su tiempo y de su lugar originales y para hablarnos directamente. Le hemos observando desde hace largo tiempo, en tiempos de perplejidad y de riesgo, buscando las verdades humanas más fundamentales. Y así es ahora. No piense que no puede suceder, y no permanezca en silencio ni pierda su voto.

Stephen Greenblatt, a professor at Harvard, is the general editor of “The Norton Shakespeare.”



Fuente: New York Times

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 170


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net

'