Malabo:  31°C | Rocío: 24°C
   Madrid:  33°C | Rocío: 09°C
 Malabo 16:3     Madrid 17:3
Viernes, 26 de mayo de 2017
Logo de genet  
      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Rafi, heroina de la informacion
Rafi, la voz de los sin voz
Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

LA CRISIS ECONOMICA GUINEANA TIENE SOLUCION


publicado por: Celestino Okenve el 08/04/2017 19:40:23 CET

LA CRISIS ECONOMICA GUINEANA TIENE SOLUCION

Prof. Celestino-Nvo Okenve Ndo

La red clientelar montada por el dictador y que funciona en torno a su partido PDGE, es la causa del mal funcionamiento del país.

El clientelismo es una práctica que consiste en premiar a los seguidores de un partido o de una persona otorgándoles cargos o favores que no se merecen ni les corresponden. Los seguidores a su vez otorgan favores apoyando al partido o persona o castigando, intimidando o usando la violencia impunemente contra los rivales del partido o de la persona, pudiendo llegar, como ocurre en Guinea, al asesinato de los opositores. El clientelismo se parece al nepotismo, otra práctica injusta que consiste en favorecer a los familiares y allegados, sin que éstos tengan méritos para ello. Ambas prácticas crean grandes injusticias y hacen que el sistema no funcione bien porque los favorecidos no actúan con eficacia ni buscan el bien común, sino el interés propio o del grupo. Las personas que ocupan injustamente un puesto por ser miembros de un partido, tribu o familia no rinden nada en absoluto ni siguen las instrucciones de su superior inmediato. Tanto el clientelismo como el nepotismo provienen de unas instituciones débiles o debilitadas exprofeso.

Los colaboradores del dictador, los que le dan apoyo y forman parte de su red clientelar, lo hacen solo para poder recibir a cambio favores, o sea, para participar en el robo nacional. Ninguno de ellos se siente obligado a actuar con eficacia y aunque se sintieran, no podrían. La mayoría de ellos son unos ineptos, sobre todo los que más confianza tiene el dictador, que son los más fieles a él. Estos últimos, al carecer de cualquier capacidad positiva, deben usar la violencia y la maldad contra los supuestos enemigos del dictador. Si no existen tales enemigos, los inventan y luego los acusan y así crean los méritos.

Un sistema cuyo único objetivo es enriquecer al grupo en el poder, siendo ese grupo incapaz de gestionar cualquier cosa, difícilmente puede sostenerse por mucho tiempo. Si el grupo en el poder subvierte al propio sistema violando sus leyes o actuando sin norma, el resultado es catastrófico para el sistema, sobre todo si el dictador y su familia toman decisiones muy erróneas. Era previsible por tanto que la dictadura de Guinea, a pesar de su duración larga, iba a entrar en crisis. Y por ahora no aparece ningún elemento que pueda darle continuidad.

Lo que no se esperaba era que entrara en crisis tan pronto, gozando como gozaba el país de una considerable riqueza petrolífera y gasística. Y la causa principal de esta crisis no es el petróleo, como dicen algunos, que ha disminuido su producción y su precio. Una buena gestión económica y política hubiera manejado bien la bajada del precio y de la producción del crudo.

La causa principal de la crisis económica en Guinea es el proceso que he apuntado al principio. La riqueza del petróleo y gas ha enmascarado esta autosubversión del sistema, prolongándolo más tiempo.

El dictador nunca se preocupó de que su gente fuera incapaz de hacer nada correcto. Creía que se podía arreglar todo con dinero: hacía amigos con dinero, secuestraba opositores con dinero, desactivaba a disidentes comprándolos con dinero, se ganaba amigos poderosos con dinero y pensaba ganar la eternidad de su cuerpo y de su sistema político con dinero, pagaba a extranjeros para que lo que le interesaba funcionara, etc. Nunca hizo caso a los que le advirtieron que el sistema era tremendamente ineficaz e incluso peligroso para él mismo. Creía que podía permitirse el lujo de tirar dinero a la basura construyendo ciudades fantasmas en la selva o inservibles aeropuertos internacionales más largos que la isla sobre la que se asentaban. O regalando muchos millones a gente de otros países lejanos, sin motivo.

En lugar de esperar a organizar el país para que fuera eficiente en cierta medida como le propuso el Banco Mundial, formando previamente recursos humanos, poniendo a gente con mérito en responsabilidades, planificando, incorporando equidad y racionalidad económica, usando el Derecho Administrativo para edificar un Estado de Derecho, tuvo prisa por engullir las vastas riquezas petrolíferas, creando un clientelismo macabro que ha acabado hundiendo el país, cosa que parecía imposible. Obiang ha promovido la mediocridad y la estupidez para permanecer en el poder pero esto hace que su sistema sea muy ineficaz, ineficacia que corrige con grandes cantidades de dinero. Cuando finalmente el dinero acaba, aflora la debilidad del sistema.


La crisis tiene solución

A pesar de tanto atropello a la razón cometido en Guinea, la crisis económica tiene solución. Pero es perentorio abordar antes la crisis política o crisis de poder y tras su solución, será necesario consensuar (1) un plan urgente de choque para reorientar la economía del país. Es evidente que las personas que llevaron el país a la ruina económica y moral, no pueden segui r tomando decisiones.

Los actores políticos guineanos de dentro y de fuera del país deben estar de acuerdo que es urgente acabar con la dictadura, como primer paso para abordar la crisis económica. La gestión de la crisis económica se tiene que hacer en la racionalidad y la dictadura guineana es un sistema eminentemente irracional. Los recursos que se pongan en marcha para solventar la crisis y procurar crecimiento y desarrollo desde donde nos hallamos, deben producir un buen rendimiento económico y ser muy eficientes. No podemos seguir por más tiempo esperando procesos exógenos o tolerando al sistema o acompañándolo. Hay que terminar con la dictadura de forma activa. Y abordar con rigor ymano firme una política económica que haga frente a la crisis.

Se han elaborado en el pasado varios planes económicos, pero el dictador y su familia son gente muy indisciplinada que no permiten ejecutar ningún plan que vaya en provecho de los guineanos. El problema mayor de Guinea es Obiang Nguema y su extensa familia. Ellos, en mayor medida, son los que han llevado el país a la bancarrota económica y moral.

La política económica que ponga fin a la crisis no sólo debe sacar al país de esa situación sino que debe articular, con un horizonte a largo plazo, un modelo económico y social basado en un verdadero desarrollo sostenible.

A medio y largo plazo el país deberá especializarse basándose en recursos humanos bien formados, en una energía barata y limpia, en un coste barato de la Información, tanto en su transmisión como en su almacenamiento, en una vivienda moderna y barata para la población y en una sanidad moderna para la población.


Planes nacionales

A partir de lo anterior, se desprende que es obligatorio elaborar y ejecutar los siguientes planes:

Plan Energético Nacional

Plan de Educación Nacional

Plan Nacional de las Tecnologías de la Información

Plan Nacional de Vivienda

Plan Sanitario y de la Seguridad Social

Los planes que hizo la dictadura solo sirvieron para desviar dinero y como simples instrumentos de propaganda. Ninguno llegó a ser implementado como hemos apuntado anteriormente.

A los pocos años de haber puesto en marcha estos planes nacionales, Guinea Ecuatorial habrá creado las condiciones adecuadas para atraer la inversión exterior, con una economía diversificada y moderna. Incluso al año de haber comenzado la ejecución de estos planes nacionales, se habrá notado su efecto positivo en la población y en las cuentas del Estado.

Es imprescindible que además de haber finiquitado el sistema dictatorial, se hayan creado las condiciones para que los guineanos y extranjeros residentes en Guinea Ecuatorial gocen plenamente de sus derechos políticos y económicos. El Estado de Derecho es necesario para abordar un programa económico basado en los actores económicos fundamentales: la familia, la empresa y la Administración.

Formando parte de estos planes nacionales, habrá de elaborarse un plan de choque para abordar la crisis desde el primer momento. Este plan de choque constituye la etapa temprana de los planes nacionales a medio y largo plazo.

El plan de choque partirá de la situación desastrosa actual y exigirá sacrificios para todos. Exigirá además la ayuda de socios económicos y políticos. Estos socios proporcionarán una ayuda económica de rescate y un crédito para construir una infraestructura imprescindible en materia energética, sanitaria, educativa y de comunicaciones.

Entre los años 2008 a 2014 Guinea manejaba un presupuesto anual de ingresos de unos 4 mil millones de dólares, basados casi en exclusiva en el petróleo. La bajada del precio del petróleo a la mitad y la bajada de la producción a la mitad aproximadamente, suponen, con la mismas estructura fiscal, un presupuesto de ingresos previsible que es la cuarta parte del de los años de bonanza, es decir mil millones de dólares (600 mil millones de francos). La producción de petróleo en el año 2016 ha sido aproximadamente 220 mil barriles diarios según estimación propia. En el momento más boyante, 2008, la producción llegó a 488 mil barriles diarios. La producción de gas no ha disminuido sustancialmente y en ella hay que basarse para la generación energética.

Si el presupuesto de ingresos es de mil millones de dólares, los gastos deben ajustarse a estos ingresos para no seguir arrastrando un déficit presupuestario que data del año 2009. El presupuesto será de equilibrio con unos gastos corrientes de 700 millones de dólares. Los restantes 300 millones más el rescate de grande fortunas ilícitas y parte de lo que quede del fondo de reservas servirán para la inversión en Educación, Sanidad y Viviendas. La inversión en infraestructura energética constituirá una deuda externa pública y privada. En el año 2010 los gastos corrientes fueron de 700 millones de dólares. Antes de ese año fueron inferiores. Esto quiere decir que esta cifra es razonable y permite hacer frente a los servicios de la Administración. Se prevén unos ingresos no petrolíferos de 200 millones de dólares.


Plan de choque

El plan de choque debe reorientar las prioridades de gastos de la Hacienda Pública, de modo que los gastos sociales (educación y sanidad) que han estado minimizados por el dictador y sus amigos durante más de 30 años, se incrementen y se disminuyan drásticamente los gastos en salarios de políticos y los gastos militares y de seguridad. Las empresas estatales no podrán operar con pérdidas sino todo lo contrario, reduciendo drásticamente su personal inflado por el nepotismo y el clientelismo. Educación ha tenido un gasto, durante la dictadura de Obiang, del 0,6% del PIB mientras que Sanidad es del 1%, cantidades irrisorias que deberán incrementarse al 5%. El número de ministros no deberá superar los 8 y el salario de cada uno será de un millón y medio de francos. No habrá consejeros presidenciales. Los parlamentarios de las dos cámaras se reducirán a la mitad y sus salarios serán de un millón doscientos mil francos. Tanto uno como otro tendrán derecho a vivienda adecuada al cargo.

Con el incremento de los gastos en educación y sanidad por parte del Estado, las familias verán disminuir sus gastos en esa materia, que representa entre el 20 y el 30% de sus gastos en Malabo y Bata. Se deberá hacer que la enseñanza primaria en una primera etapa de 5 años y la secundaria en una segunda etapa de cinco años después, sean obligatorias y por tanto gratuitas. Se incrementará el salario de los maestros de enseñanza primaria, asegurándoles la vivienda en régimen de alquiler simbólico para los que sean funcionarios. Los profesores de secundaria estatales y de universidad también verán incrementados sus salarios, organizando el sector para sanear la calidad del profesorado. Una disminución del gasto familiar en un 20% con la enseñanza gratuita, supone un incremento del 20% de su renta disponible.

También se deberá conseguir que todas las familias guineanas estén afiliadas a la seguridad social ya sea porque cotizan como trabajadores autónomos o por cuenta ajena o con cotizaciones mínimas que cubran medicamentos, hospitalización y pensión de jubilación. Se fusionarán los hospitales públicos y los de la seguridad social, creando centros especializados en Malabo y Bata. Los hospitales La Paz de Bata y Malabo, creados con fondos públicos, se integrarán en el sistema público de hospitales, como centros hiperespecializados en medicina moderna y en investigación. Se iniciarán los pasos para erradicar el paludismo en el país y disminuir la morbilidad y la mortandad y en consecuencia  disminuir los costes de tratamiento y el absentismo. La seguridad social para todos los guineanos supondrá otra disminución importante de las cargas familiares y por ende, un incremento de las rentas disponibles. Una disminución de los gastos familiares, en una economía bien integrada, produce un aumento del consumo interno y por tanto un incremento de la producción interna. Hay que advertir que Guinea sigue teniendo la estructura de una economía subdesarrollada y eso hará que los efectos de las medidas económicas no sean tan notorios en la economía rural. Modificar la estructura económica hacia una economía autocentrada –léase no subdesarrollada- será la misión de los planes a largo plazo.

Debido a la escasez de proteínas, se comprarán y pondrán en marcha seis barcos de pesca de mediano calado, recurriendo a un crédito blando de la UE y a una ayuda formativa de España. Se constituirán lonjas de pescado en Malabo, Bata, Luba, Campo, Mbini, Palea, y Kogo.


RESCATE DE LA RENTA DESVIADA

Los 20 hombres más ricos de Guinea, que se han enriquecido de forma ilícita durante la dictadura, poseen el 80% de la renta nacional. Deben devolver al pueblo esta renta sustraída de varias formas, parte de la cual se halla en el exterior.

El total de estas rentas –estimados en más de dos mil millones de euros- puede financiar la construcción y equipamiento de los centros de primaria y secundaria, así como la rehabilitación y equipamiento necesario de los hospitales y centros de salud públicos.

Este rescate de la renta sustraída forma parte del plan de choque y se hará usando los instrumentos legales que dispone el país. Es evidente que no se puede hacer mientras persista la actual dictadura, que es la que ha posibilitado este robo descomunal. Han sido precisamente los hombres de la dictadura los que han llevado a cabo este brutal latrocinio.


REFORMAS

Previamente se habrá elaborado una Ley de Reforma Política, Una Ley de Reforma Judicial y una Ley de Reforma Administrativa.

Por razones de espacio no se incluyen aquí los planes nacionales enunciados. Como un ejemplo se presenta a continuación los principios del Plan Energético Nacional:

Generalidades del Plan Energético Nacional

Toda unidad del Producto Interior Bruto (PIB) de un país absorbe una parte de energía como insumo (input). Disponiendo de una tabla input-output que incluya la energía como input, se puede saber, por cada unidad de PIB de cada sector, cuánto se necesita de input energético para ese sector. Esta tabla define la estructura económica en términos energéticos. Un incremento del PIB (crecimiento) supone un incremento de necesidad energética, ya sea en términos monetarios o en términos físicos. La energía tiene como fuentes la leña, el gas, el carbón, los combustibles líquidos fósiles y la electricidad. La electricidad a su vez puede provenir de centrales térmicas de gas, carbón, fuel oil, gas oil, nucleares, solares, eólicas e hidroeléctricas. Las centrales térmicas de carbón y nucleares no se contemplan para Guinea.

Aquí no se trata de planificar los input energéticos necesarios dada una estructura productiva. Se trata de crear o modificar la estructura ofertando la energía en todo el territorio y abaratando su coste para, observando a posteriori la evolución de la economía, analizar cómo responden los agentes económicos ante la oferta de la energía o ante la bajada de precio de la energía. La idea es que nuestra economía se especialice partiendo de una energía limpia y barata. Una sociedad más formada (con el plan en educación) e informada (con el plan en tecnologías de la Información), disponiendo de energía barata y limpia  (Plan Energético) es capaz de realizar grandes innovaciones que aumenten el PIB o capaz de producir bienes y servicios de alto valor añadido. Se trata de crear una nueva economía moderna postpetrolífera.

La potencia instalada actual de energía eléctrica en toda Guinea es de 360 Megawatios (MW). Al día de hoy, año 2017, se tenía que haber terminado la construcción de la central hidroeléctrica de Sendje, cuya potencia iba a ser de 200 MW y así el total de potencia instalada prevista para 2017 era de 561 MW. Pero el proyecto Sendje se ha abandonado por la falta de recursos, que se gastaron en proyectos inútiles, léase no rentables. La potencia máxima de la central de Djipló es de 120 MW. Si se hubiera construido la central de Sendje en lugar de la de Djipló, Guinea dispondría de una potencia total instalada de 441 Mw y no se produciría la escasez de energía eléctrica actual.

El plan energético nacional debe incluir la construcción inmediata de la central de Sendje y de una central térmica de gas de 140 MW en Bata. Esto sería el plan de choque en materia energética. La central térmica de gas debe construirse en 2 años como máximo.

Una vez que se termine Sendje, se construirá otra central térmica de gas en el continente, para alcanzar los 840 Mw de potencia instalada en cinco años, de los que 320 al menos serían de origen hidráulico. Esto ya entra en el plan energético a medio plazo y no en el plan de choque.

La central de Sendje se construirá mediante un acuerdo con otros países. Su coste será sufragado con un crédito exterior de un país amigo, europeo o asiático o de ambos. Su construcción se hará, al menos con el sistema eléctrico adaptado a estándares occidentales.

El gas guineano tiene una vigencia superior al petróleo. Su transporte a la zona continental y a Annobón debe ser resuelto. En el continente hay que disponer de un almacenaje importante que suponga al menos tres meses de consumo. Desde ese almacenamiento se procedería a su embotellamiento para consumo doméstico y a su distribución a las centrales térmicas y para otros usos industriales como hornos.

La producción energética de Guinea Ecuatorial debe basarse especialmente en el gas y en la hidroeléctrica. Es por eso que el gas merece un estudio completo como fuente primaria de energía, al menos por 20 o 30 años.

Los subproductos petrolíferos de consumo nacional pueden proceder de la refinería camerunesa de Limbe, estableciendo un acuerdo con Camerún, mediante el cual se les cede petróleo a cambio del refino del nuestro.

Falta bastante información sobre los productos petrolíferos gasolina, gas oil, gasolina y keroseno de aviación, etc.. Pero al parecer los suministra la empresa Total, procedentes de su planta de refinería en Costa de Marfil. Tienen un coste elevado en origen y al parecer el gobierno los subvenciona. Estoy seguro que utilizando nuestro crudo para obtener los subproductos, éstos serían más baratos.

El gas constituye una pieza importante del plan energético. Es el recurso energético más abundante a medio y largo plazo y con él hay que contar para diseñar la transición hacia la época post petrolífera. Es necesario dominar su gestión técnica y económica para facilitar el gas de uso doméstico e industrial en todo el país y disponer su uso para las potenciales cuatro centrales eléctricas de gas, asegurando unas reservas estratégicas de 3 meses.

Bata 5 de abril de 2017

Celestino Okenve Ndo

Economista e Ingeniero


(1) Consensuar no es aprobar por mayoría sino adoptar una decisión en la que TODOS ESTAN DE ACUERDO o nadie está en contra.



Fuente: propia

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 191


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net

'