Malabo:  26°C | Rocío: 26°C
   Madrid:  09°C | Rocío: M0°C
 Malabo 9:5     Madrid 10:5
Domingo, 23 de abril de 2017
Logo de genet  
      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

A propósito del Post de Temas Sociales de Guinea Ecuatorial del Sr. Nguema Faus publicado en Facebook.


publicado por: Crispin Mba el 20/04/2017 19:11:35 CET

“FALSOS ARGUMENTOS QUE NO HAY QUE CREER NI APLAUDIR”

Acabo de leer este post en el Facebook de Temas Sociales de GUinea Ecuatorial. Me parece interesante. No tengo costumbre de entrar en los barrizales de redes sociales, que entiendo son delicadezas que requieren una honda reflexión. Pero sí, permítanme que, dejando aparte los lineamientos políticos, quisiera discrepar en ciertas afirmaciones que, a mi juicio, no me parecen seguir una cierta sensatez.

1.“CADA UNO TIENE DERECHO A ESTAR Y VIVIR DONDE LE DA LA GANA”

Esta afirmación no tiene toda la verdad como parece. Veamos, si cada uno tiene derecho a estar y vivir donde le da la gana, Octavio Cortés es un mejicano que desea vivir en los Estados Unidos de América, entonces Octavio cortés tiene derecho a vivir en los Estados Unidos. ¿Entonces por qué Trump construye un muro para que no entre Octavio Cortés, el mejicano a vivir en los Estados Unidos de América como es su deseo?. Paso a explicarme con un otro ejemplo. El gran sueño de una de mis hermanas fue siempre ir a vivir a Canberra (Australia), como guineana que es, necesita un visado que le permita salir de Guinea e ir a vivir en Australia. Lo pide cada cierto tiempo y nunca se lo han dado. No sé por qué, “si cada uno tiene el derecho a estar y vivir donde le da la gana”. La legitimidad de vivir en Canberra no supone la misma que en su Bata natal (Guinea Ecuatorial). ¿Es tan legítimo, justo que la ley o la autoridad le establezca en igualdad de condiciones poder fijar su residencia en una ciudad A (Canberra) o en otra ciudad B (Bata)?. No lo veo tan claro, lo que si veo muy claro es que como guineana que es tiene derecho a estar y vivir en Bata, su ciudad natal sin tener que pasar un filtro de leyes de extranjería, ni de inmigración. La misma legitimidad en vivir en Canberra la tendrá toda vez que tenga todos los requisitos necesarios que la política de extranjería australiana exige. El argumento del derecho y legitimidad de estar y vivir donde le da la gana a cada uno no tiene toda la consistencia como dice la aseveración del post del Sr Nguema, parece proceder de él, debería ser matizada. Porque tiene sus marcos de solidez como los que tienen las fronteras que configuran los estados.

Hay que aclarar que estoy hablando de guineanos que sólo tienen una nacionalidad y de los que todavía no han emigrado para huir de Guinea Ecuatorial. Porque escapando de la dictadura con la tesis de que uno puede vivir donde le da la gana, es una gran irresponsabilidad.

2. ¿CUÁNTOS NORTEAMERICANOS, ALEMANES, BRITÁNICOS, ESPAÑOLES, ETC; VIVEN FUERA POR DIVERSOS MOTIVOS? ¿TODOS ELLOS TIENEN QUE VOLVER A SUS PAÍSES PARA QUE FUNCIONEN? ¿QUÉ HACE EL GOBIERNO?

No sé exactamente cuantos americanos, alemanes, británicos y españoles viven fuera de sus países por motivos que sean, ni si deberían volver o no a sus países, ni tampoco sé exactamente cuántos guineanos y guineanas están fuera de sus país ni si deberían volver o no.

Dice: ?¿Qué hace el gobierno? Creo que sólo ellos, los que trabajan en el gobierno puede responder tamaña pregunta?.


Dicen que las comparaciones son odiosas y esta comparación también lo es. ¿Cuántos médicos, ingenieros, políticos, educadores, hombres del culto, policías, bomberos, empresarios hay en los Estados Unidos de América, Alemania, Gran Bretaña y España, y cuántos hay en Guinea Ecuatorial? No es lo mismo que uno de los mejores médicos españoles del Hospital Carlos III de Madrid, Dr. Ignacio, deje su puesto y su sustancioso salario para ir a curar enfermos en Evinayong, y sobre todo, los motivos como bien dice son diametralmente opuestos. Un americano profesor, un español médico, un británico ingeniero o un alemán investigador que deja su país y se establece en otro, puede ser sustituido por otro igual o mejor. Mientras un educador guineano que deja el país y se establece en otro, con todo lo legítimo que supone este hecho, condena y priva de por vida la educación a más de 300 niños que pudieran recibir una educación de calidad, o cuando un médico guineano abandona el hospital de Ebibeyin y se hace médico de cabecera en Alicante,España, está condenando de por vida a mas de 300 pacientes que pudieran salvarse de sus conocimientos médicos, ¿Por qué? Sencillo. Guinea ecuatorial es un país que dentro de un año va a cumplir 50 años de vida, con 1.2 millones de habitantes. Si su población mejor preparada se va, es más probable que este país deje de existir.

Se debería aclarar algo tan importante como las “motivaciones” que mueven a unos y a los otros. Nos ponemos un ejemplo de los sacerdotes de Guinea Ecuatorial en España y los misioneros españoles en Guinea ecuatorial. Claramente veremos que las motivaciones no son las mismas. Siempre habrá una excepción que confirma la regla, pero sabemos todos que los sacerdotes guineanos en España lo hicieron porque en España se vive mejor que en Guinea Ecuatorial, mientras los otros lo hicieron porque en Guinea Ecuatorial se vive peor que en España, dicho de toro modo, España no necesita misioneros no es tierra de misión, pero Guinea Ecuatorial si necesita a sacerdotes que se comprometen para cambiar las estructuras injustas que condenan a sus hermanos en la pobreza. ¿Por que no hay sacerdotes guineanos en Camerún, en Gabón, en Chad, en Sudan del Sur, en Colombia o en Paraguay, donde más falta hace su presencia? Obras son amores y no buenas razones. Alguno me dirá que hay malos obispos en Guinea Ecuatorial, que la iglesia guineana es lo que es, pero yo les dirá, pero y ¿Por qué no buscaron otra diócesis en Guinea, en Camerún o en Ecuador? Esta misma regla se podrá aplicar a otros colectivos. Nuestro mayor problema es la excesiva sutiliza de querer ser España y que España nos resuelva los problemas. Gran atadura.

Guinea Ecuatorial es un país que va a cumplir 50 años de vida el año que viene y que necesita más que nunca a sus propios hijos para levantarlo del letargo, y me hablan de países con historias milenarias y cuyas sociedades están bien asentadas en las estructuras democráticas y justicia social y de una mezcla de motivaciones que no coinciden en nada. A mí personalmente no me convence el argumento. ¡Ojo! No soy quien para hacerle guineano al que es guineano. Simplemente estoy hilvanando argumentos que no parecen coherentes al menos en su formalidad.

Hay decir que antes de lanzarse a estas afirmaciones muy superficiales se debe poner de por medio unos previos. Hay que liberar al africano del arsenal de complejos que lo han dominado y que germinaron en situaciones de esclavitud, colonia y el neocolonialismo nos hace amar más a Europa y odiar mucho más a Africa. Nos ha faltado un largo pasado histórico, al negro-africano siempre se le pide que sea un buen negro-africano y nosotros mismos los negro-africanos hemos conseguido ser esclavos de nuestros arquetipos. Todo el mundo tiene una idea definida del negro-africano, hasta los propios negro-africanos ya cae en esta trampa de definir a él mismo a quien quiera definirle.

No podemos obviar el hecho de que el guineano, por ejemplo, quiere hablar castellano y vivir en España porque es la lleva que le abre las puertas que hace sólo 49 años le estaban prohibidas y cerradas, pero se puede descubrir una tendencia clara a buscar sutilezas y perspicacias que son maneras de no querer asumir que Guinea Ecuatorial es para los guineanos, sólo y únicamente serán los guineanos quienes harán que esa tierra prospere. Pero mientras seguimos adecuándonos con demasiadas argucias y sagacidades a Europa más de la cuenta, no seremos capaces de liberar a nuestro pueblo ni ser independientes nosotros mismos.

3. Dice en el otro post: ¡¡AFRICANOS: NADIE, FUERA DE NOSOTROS MISMOS, NOS SOLUCIONARÁ LOS PROBLEMAS!!. Y para finalizar este post dice: “Algún listo me dirá que vaya a África” y respondes con esta otra frase: “Yo le respondo que cada uno tiene su papel en la lucha contra la opresión. Yo no soy militar, soy un pensador; y mi papel es ayudar a la gente a pensar” (sic).

Yo soy de los que te digo cariñosamente que si pudieras hacerlo sin que a priori peligra tu integridad física, que lo hagas, que te vayas a África, tu lucha tendrá mayor efecto allí que allá donde envías esos efluvios de pensamiento, ni siquiera sabes que calan hondo en la sociedad a la que pretendes cambiar. Porque en primer lugar, si lo que pretendes es que tus ideas repercuten en quienes las asumen, deberías concederle el crédito o la libertad de que digan “¿Por qué él no viene aquí hacer lo que propone que hagamos nosotros?” y por otro lado, no hay una buena práctica sin una buena teoría, como tampoco hay una buena teoría sin una buena práctica. Los pensadores son consecuentes de sus teorías, al menos deberían serlo. Decía el bueno de Leonardo Da Vinci que: “La práctica debe siempre ser edificada sobre la buena teoría” o como dice Penny “La teoría es espléndida, pero no tiene valor alguno si no la pones en práctica” y la pregunta viene a colación, ¿Y a quién tú has elegido para que pongan tus teorías en práctica? Son preguntas que deberían responder tu conciencia y la conciencia de cada uno de los guineanos que deseamos que Guinea Ecuatorial cambie para mejor.

La mayor baza de Masie Nguema en su triunfo de 1968, para la desgracia de los guineanos, fue su “Ignorancia”; decía Albert Einstein que todos somos ignorantes, pero no ignoramos las mismas cosas. Masie era ignorante, pero supo elegir a qué ignorar, se fue a los pueblos de la selva a hablar a la gente en fang y a veces mezclado con un castellano inventado por él, tanto hizo, que la gente le entendieron y ganó las elecciones. Mientras Atanasio Ndongo y Bonifacio Ondo enviaban mensajes por la radio y televisión guineana, en un castellano perfecto, pulido, elaborado y corregido por los asesores, sabiendo de sobra que las frecuencias moduladas de la radio y la televisión guineana no atravesaban Niefang.

Por último sobre ese punto, la lucha militar se ha quedado obsoleta, se ha demostrado que quien asume el poder con la sangre, con la sangra lo mantiene. La dictadura guineana se mueve mejor en esa tesitura, pero te aseguro que hay mil manera para tumbar con eficacia esta dictadura, sin ninguna gota de sangre, pero para ello tenemos que renunciar a muchas cosas, sobre todo, dos: renunciar a resolver los problemas desde lejos y por otros, y por otra parte a renunciar las ansias de poder como dominio que todos arraigamos en nuestro ADN. Dos cosas bien difíciles, casi imposibles.

4. “¿ESTAR FUERA LE QUITA A UNO EL DERECHO A EXIGIR QUE SU PAÍS SEA UN PAÍS NORMAL?”

No estoy seguro que los que hacen ese tipo de preguntas son consciente del error que incurren. Verbo Exigir DRAE (Diccionario de la Real Academia Española): Pedir imperiosamente algo a lo que se tiene por derecho. Si aquellos que viven fuera tienen el derecho de “pedir imperiosamente que el país sea normal” a los que viven dentro, no les asiste el mismo derecho de pedir imperiosamente a los que viven fuera que vengan aquí a Guinea a pedir imperiosamente un país normal ¿Quién ha establecido ese organigrama en el cuál el que está fuera sólo le puede exigir al que está dentro que haga las cosas de forma normal y no viceversa? ¿No sería más coherente pedir llanamente que todos los guineanos seamos corresponsables con nuestro país y que empecemos a hacer las cosas de forma normal? Hemos de estar de acuerdo en que muchos no están de acuerdo con el gobierno actual y deciden marcharse, haya cada uno con su conciencia (repito, no pretendo ser guineano a los que son guineanos), porque también hay que reconocerlo que hay muchísimos guineanos que no estamos de acuerdo con el gobierno actual y no nos hemos decidido marcharnos fuera del país, sino que vivimos y trabajamos dentro del país, con todo lo que eso significa. Hay que romper este círculo vicioso de pensamiento según la cual vivir en Guinea Ecuatorial equivale a ser cómplice de la dictadura y vivir fuera de Guinea es estar en contra de la dictadura. ¡Craso error! No siempre que uno no esté de acuerdo con los modos de un gobierno habría que ir fuera a vivir, porque no creo que todos los americanos que no votaron a Donald Trump ni están de acuerdo con su política hayan que abandonar los Estados Unidos para ir a vivir fuera para luego exigir a los que quedan dentro para que “hagan las cosas de forma normal”, como tampoco me imagino a los españoles que no votaron a Mariano Rajoy abandonar España y exigir lo mismo a los españoles de dentro o viceversa. Pasa que, ocurre todo lo contrario, los que no están de acuerdo con el estado de cosas de los gobiernos de sus países, no se van, sino que asumen las responsabilidad del cambio. ¿Se acuerdan del 15M?. Es la diferencia entre esos países que Faus Nguema nombra en su muro de Facebook y nosotros, las motivaciones. ¿qué les mueve a ellos y qué nos mueve a nosotros?

4. Dices: ?¿Qué han hecho y están haciendo los amos, dueños y señores de nuestros países con muchos de los que han regresado para trabajar, levantar el país y solucionar los problemas? A muchos no les han dejado. Los han apartado, discriminado, encarcelado y asesinado. Algunos han tenido que regresar al exterior?.

Te respondo con un pequeño cuento. Un rey tenía dos vecinos; uno muy malvado y otro infinitamente bueno, les encomendó una misión. Al malvado le dijo que hiciera un recorrido en toda la región para traerle a dos personas mínimamente buenas. El malvado se marchó, buscó y rebuscó no halló en todo el reinado alguien que mínimamente tenía nada de bondad. No trajo a nadie y regresó al palacio del rey y le dijo que no encontró a nadie de este reinado bueno, aquí todos somos malvados, ni siquiera me han ofrecido un vaso de agua. El rey sorprendido, envió al hombre bueno con la misión de que le traiga dos personas malvadas de este mismo reinado. El hombre bueno hizo el mismo recorrido que el malvado, regresó y no encontró a nadie que sea malvado, vio que todas las personas del reinado eran buenas. Moraleja, el mundo es, según el punto de vista de cada cuál. Guineanos de fuera y de dentro, izquierdistas y derechistas, demoledores y conservadores estamos cayendo en un problema muy serio de esquinazos, que no ayuda para el futuro de este país. Muchos guineanos que están en Guinea Ecuatorial hacen muchas cosas muy bien y los frutos están allí. Dice un refranero fang: que la excesiva espesura de la selva no nos impida ver la montaña. ¿De verdad creen que sólo hay cárceles, asesinatos, discriminación en Guinea Ecuatorial?. Yo no creo que Guinea es solo eso. Creo que en Guinea hay jóvenes, hombres y mujeres que buscan afanosamente construir su futuro y necesitan un mensaje de aliento y de esperanza. Y no creo que ayude mucho que los mensaje vayan en sentido diferente. ¡Ojo! Guinea Ecuatorial no es la dictadura, ni la dictadura es Guinea Ecuatorial. Hablo estrictamente de Guinea Ecuatorial como país donde habitan una población civil y un gobierno que muchos de sus gobernantes son idiotas, pero también una población civil que muchos de ellos son sensatos, hombres y mujeres que nunca han robado a nadie y que están dando su vida por este país, pero también una banda de desalmados capaces de sacar lo peor de la espécimen humana.



Fuente: Opinión

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 125


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net

'