Malabo:  29°C | Rocío: 25°C
   Madrid:  10°C | Rocío: M1°C
 Malabo 19:35     Madrid 19:35
Viernes, 23 de febrero de 2018
Logo de genet  
      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

NO LE ENTIENDO AL GUINEANO


publicado por: La Díaspora Boletín informativo para la communidad ecuatoguineano en el extranjero el 30/01/2018 10:43:09 CET


No sé si he acertado con el título de este artículo pero lo que sí es cierto es que de verdad no le entiendo al guineano. Todos los países del Planeta Tierra tienen su historia, triste o alegre pero su historia y nuestro país Guinea Ecuatorial no puede ser una excepción. La historia que me gustaría contar en este artículo es la de la oposición a los sucesivos regímenes que han sido implantados en el suelo patrio.

Si no estudiamos, analizamos, reflexionamos sobre nuestra historia reciente, se corre el riesgo de tropezar una y otra vez con la misma piedra. Los guineanos cometen el mismo error cuando piensan que la historia de Guinea Ecuatorial empieza a escribirse desde el tres de agosto de 1979, con la llegada al poder a través de un golpe de Estado de Teodoro Obiang Nguema. ¡Craso error! La historia de nuestro país data de los tiempos más remotos hasta nuestros días y se seguirá escribiendo por los que vendrán después de nosotros.

Tras la abolición y/o prohibición de los partidos políticos que marcaron la lucha por la independencia por la dictadura de Macías, toda actividad disidente fue brutalmente perseguida y muchos compatriotas perdieron la vida por su pertenencia a los partidos contrarios al del candidato que había ganado las primeras y últimas elecciones democráticas que se han celebrado en Guinea Ecuatorial o simplemente por haber votado a los candidatos que concurrieron con Macías en las elecciones a pesar de que algunos de ellos favorecieron la victoria de éste en la segunda vuelta.

Ante este clima de hostigamiento y persecución política, empezó el éxodo masivo de los guineo-ecuatorianos hacia los países vecinos y los guineanos que estaban estudiando en España casi todos sin becas e indocumentados, empezaron a organizarse y a crear movimientos políticos contra la dictadura de Macías y es así como se crean ANRD en 1974 en Suiza, MOLIFUGE, FRELIGE, URGE, PANDECA, FRENTE ANTIMACÍAS en España. Cabe señalar que los fundadores de esos movimientos políticos eran estudiantes en su mayoría e hicieron una gran labor sensibilizando a la opinión pública internacional sobre la dramática situación de Guinea Ecuatorial. Como cabezas visibles de esos movimientos de lucha cabe señalar entre otros, Cruz Melchor Eya Nchama, Secretario General de ANRD tras el Tercer Congreso Extraordinario, Francisco Ela Abeme, Secretario General de FRELIGE, Francisco Jones Evina y Miguel Eson Eman, MOLIFUGE, Celestino Okenve, URGE, Leandro Mbomio el escultor, FRENTE ANTIMACÍAS y otros.

El mismo Obiang en su libro mal titulado “MI VIDA POR MI PUEBLO” reconoce la existencia de esos grupos disidentes cuando dice: “Durante este tiempo, los exiliados ecuatoguineanos, agrupados sobre todo en España, aunque también en Nigeria, Gabón, Camerún y Suiza, se organizaban y denunciaban la desastrosa evolución del régimen de Macías Nguema, así como las múltiples violaciones de los Derechos Humanos de las que se le responsabilizaba. Fue en Ginebra, en agosto de 1974, poco después del Congreso Constitutivo del Partido Único (PUN), cuando se creó la Alianza Nacional para la Restauración Democrática (ANRD), que agrupaba a los intelectuales exiliados procedentes de los tres partidos disueltos en Guinea Ecuatorial. Se llegó a evaluar el número total de exiliados en unas 100.000 personas, en un momento en que la población total del país apenas llegaba a los 500.000 habitantes. En cuanto al número de víctimas de la represión bajo el régimen de Macías Nguema, se estima igualmente que ascendió a unas decenas de miles, tal vez 50.000 personas lo que se convirtió en un triste récord en África…”

Los que sufrieron el terror del régimen de Macías creo que con razón le darían matrícula de honor a dictador Obiang Nguema por su grado de cinismo y manipulación cuando relata los hechos de la triste dictadura como un lejano espectador cuando todos sabemos que las atrocidades y crímenes cometidos fueron perpetrados siendo él, el oficial de graduación más alta de las Fuerzas Armadas Populares y Jefe de todas las cárceles del país donde nadie entraba ni salía sin su beneplácito. Segundo, recordar que la ANRD no fue resultado de fusión ni alianza de antiguos miembros de los partidos que lucharon por la independencia si bien es cierto que contó con la militancia de políticos de aquella época como Andrés Moisés Mba Ada y Esteban Nsue Ngomo. Que Obiang cuente la triste historia reciente de nuestro país en tercera persona es puro descaro y una desvergüenza insultante.

Mientras los guineanos se organizaban para luchar contra la dictadura de Macías, Obiang era la mano ejecutora de todos los crímenes perpetrados durante esa sangrienta dictadura. España para entorpecer la lucha iniciada por los guineanos en España, les declaró apátridas y no tenían documentación para moverse fuera de España al tiempo que decretó materia reservada a toda la información concerniente a nuestro país.

Ante el empeoramiento de las relaciones entre España y Guinea Ecuatorial, Macías se abrió hacia a los países del Pacto de Varsovia y los del bloque comunista del que Cuba también formó parte. Pues, Macías empieza enviar estudiantes a esos países y más concretamente a la Unión Soviética y Cuba para cursar estudios superiores y medios con la idea de que esos regresarían al país después de sus estudios. El mensaje en ese sentido fue claro: “os mandan a estudiar para venir a levantar vuestro país”. Nos fueron vetados a realizar viajes a los países donde se encontraban guineanos que habían creado partidos de oposición o a tener contactos con ellos. Ese mensaje por cierto caló en los oídos de muchos y una vez que llegamos a Moscú encontramos que los viejos estudiantes también ya se habían cambiado radicalmente en cuanto al régimen de Macías y para los que veníamos frescos de la Revolución nos sorprendió escucharles criticar al régimen cosa impensable en Guinea Ecuatorial y lo hacían con toda libertad que nos quedamos de piedra. Cabe señalar que había por cierto los que apoyaban la política de Macías y fueron los encargados de confeccionar las listas negras de los estudiantes subversivos por eso hubo una fractura entre los becarios que seguían acatando las directrices de Guinea y los rebeldes que se alinearon con los que ya habían declarado opositores al sistema. Curiosamente los primeros rebeldes fueron entre otros un sobrino directo de Macías que se exilió a Suecia y el primogénito del entonces Vice-presidente de Macías se fue a España. Esta nueva situación provoca un revés a los deseos de Macías y la medida inmediata fue abandonar a los estudiantes a su suerte. Las vacaciones al país cada dos años fueron suprimidas así como las ayudas económicas y se prohibió a las embajadas que renovasen los pasaportes a los estudiantes. Incluso se llegó a rumorear que Macías había pedido al Gobierno soviético que embargara a todos los estudiantes a Guinea Ecuatorial después de terminar sus carreras.

Esas medidas no asustaron a los que ya estábamos decididos a iniciar nuestra andadura como activistas. Al contrario, fueron un incentivo para simpatizarnos con los movimientos políticos disidentes y en concreto con ANRD del que recibíamos informaciones sobre la situación del país a través de su Órgano Informativo LA VOZ DEL PUEBLO. Si antes se leía en la clandestinidad, al final se convirtió en nuestra Biblia porque por primera vez se podía leer cosas sobre Guinea que estando en el país era imposible. En efecto, casi el 90% de los estudiantes en la Unión Soviética en la década de los ’70 se afilió a ANRD y muchos de los hoy sus miembros, dirigentes y simpatizantes nacen políticamente gracias al encomiable trabajo de sus fundadores de los que hoy somos orgullosos.

Cabe señalar por otra parte que casi ninguno de los miembros de ANRD había trabajado ni ha trabajado en los dos regímenes dictatoriales porque tanto sus fundadores como los que nos íbamos afiliando éramos estudiantes y tras nuestras carreras cada uno empezó a buscarse la vida como podía. Los que hemos seguido en la lucha lo hacemos por convicción si se tiene en cuenta que muchos que comenzaron la andadura con nosotros se han rendido a la dictadura unos comiendo ya en la “kosina” otros simplemente han abandonado su activismo.

Una de las razones en mi opinión que merma nuestra lucha es que el guineano no sabe valorar el esfuerzo del otro o de los demás pero prefieren quedarse en la posición cómoda de criticar sin proponer nada al cambio. El guineano cuando no puede trata sólo a desanimar a los que con aciertos o desaciertos al menos muestran su compromiso y entrega a la lucha. No es que la crítica sea mala pero ésta debería estar acompañada de propuestas e ideas que permitan a los activistas mejorar y avanzar en su lucha por las libertades democráticas. Desgraciadamente lo que se constata es que algunos guineanos se han especializado en vilipendiar, difamar, insultar, descalificar e incluso acusar a los que sin medios ni apoyos de nadie ni de ninguna parte, se mojan para denunciar y condenar las violaciones sistemáticas y repetidas de los derechos y las libertades más elementales de los ciudadanos.

Nosotros los disidentes y activistas no tenemos la varita mágica para acabar con la dictadura. La lucha por las libertades es problema y tarea de todos los ciudadanos que se sienten oprimidos y sus derechos violados. Todos debemos movilizarnos para acabar con la dictadura que nos oprime y no esperar la llegada de unos libertadores. Basta ya de reproches. Que cada con su trabajo muestre su compromiso con la lucha aportando toda su inteligencia para sumar y no para restar porque en esta desigual lucha todos somos imprescindibles.

Cuando digo que no le entiendo al guineano es porque cuando vivía en Alemania la gente me reprochaba que la política no se ejerce a miles de kilómetros. Ahora que sigo con mi activismo a cientos de kilómetros lo que ahora dicen los mismos es que cómo yo puedo hacer política en Camerún sin que me ocurra nada hasta llegar a la aberración de acusarme de mi posible colaboración con el régimen y me pregunto, ¿ y los que hacen política en Guinea también son colaboradores del régimen si es que aplicamos esa misma regla de tres? Si el régimen me secuestra o me asesina, ¿es cuando seré considerado opositor de verdad? ¿Qué pasa que a los opositores sólo les espera los secuestros y la muerte para ser considerados como tales? Pues no le entiendo al guineano.

Los que hemos afirmado y reafirmado nuestra oposición al oprobioso régimen que hace gangrenar nuestro tejido social amordazando y amedrentando a la población, no vamos a permitir que esas maniobras de distracción desvíen nuestra atención en la lucha que hemos emprendido durante décadas.

Samuel MBA MOMBE




Fuente: Dr. Samuel MBA MOMBE

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 316


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net

'